Respuesta a la crítica de un contradictor de la Colombia Humana

Ayer sábado escribí una columna titulada “Impresoras y fogatas de dinero, para mi prima” , ilustrando los efectos inflacionarios/deflacionarios de los cambios en la masa monetaria (roughly speaking, la cantidad billetes) a la luz de la propuesta de Petro. Llegaron varias críticas de un famoso militante de la Colombia Humana: intentaré responderlas.

Este tuitero (desconozco su profesión u ocupación) decidió desbloquearme de Twitter para compartir mi columna y señalar que invitaba a leer “mi escasez argumentativa”. El tuitero es “@DanielRMed”, y según he visto, es uno de los pocos defensores de Petro que intenta dar un debate con argumentos en medio de una gavilla machista, altanera y fanática que sigue al senador. Celebro que haya gente como Daniel y espero que se siga alejando cada vez más de ese sectarismo. Desbloquearme fue el primer paso, ojalá refutar sin faltar al respeto sea el próximo.

Daniel escribe esta columna sugiriendo que “le es fácil dar respuesta a los postulado es de Martín” y utiliza varios argumentos, los refutaré uno a uno. (https://cuartodehora.com/2021/01/31/emision-y-reactivacion-para-el-primo-que-se-contradijo/)

  1. Primero, señala que el dinero no es una ficción, sino “una mercancía cuyo precio y oferta la definen sabiamente las fuerzas del mercado”. Daniel acierta en señalar que la masa monetaria es un bien sujeto a oferta y demanda, pero se equivoca en decir que yo argumento lo contrario. De hecho, ese argumento de oferta y demanda es de los principales para señalar que una mayor oferta de billetes reduce su precio: eso se llama inflación y contradice su postulado.

2. Segundo, sugiere que varias personas, incluyendo el economista Juan Ramón Rallo, dicen que “el dinero no es una criatura del mercado, es más bien una criatura del Estado”. Desconozco si Daniel se inventa todas las fuentes o solo se inventa aquellas que yo he leído, recuerdo lúcidamente y le cito textualmente para tumbar la fachada. Uno esperaría que la militancia de la Colombia Humana leyera antes de citar, pero me conformo con que Daniel relea (o lea por primera vez) el postulado de Rallo y rectifique.

Imprimo acá un segmento de la página 144 (de 150 que son) del libro de Rallo citado por Daniel edición Unión Editorial / Instituto Juan de Mariana. Rallo dice esto:  

“A diferencia de lo que sostienen los chartalistas, la participación del Estado en ese proceso ni es necesaria ni es suficiente: no es necesaria porque, en ausencia de la participación estatal, el mercado por sí solo es capaz de descubrir sus propios medios generalizados de intercambio; no es suficiente porque, aun con participación estatal, debe ser el mercado quien escoja y acepte en última instancia los medios propuestos por el Estado”

Quienes quieran leer no un párrafo sino tres páginas donde Rallo concluye exactamente lo opuesto a lo que sugiere el militante de la Colombia Humana, pueden leerlo en este link que incluyo el PDF recortado de libro o comprar directamente el libro: la fuente que cita Daniel lo contradice lúcidamente. En este segundo argumento, vale la pena pedirle a Daniel que nos señale en qué página exactamente Rallo dice esa locura, y si no, es importante tener una rectificación inmediata.  

3. Tercero, Daniel dice que Petro no propuso imprimir indiscriminadamente sino “crear un shock de demanda”. Eso no es cierto. El choque de demanda ya lo hizo el Estado Colombiano con política fiscal (el Gobierno creó el programa Ingreso Solidario, uno de los programas más grandes de apoyo social de Latinoamérica) y con Política Monetaria (el Banco de la República compró deuda pública y privada apenas inició la crisis). Ni Petro ni Daniel parecen reconocer en ningún lado que el choque de demanda ya se hizo de manera responsable, lo que sí hacen es proponer un préstamo directo, algo que ningún país del mundo lo ha hecho salvo por Inglaterra que es desarrollado y tiene moneda fuerte. Ahora, Petro ha intentado confundir los seguidores mezclando en Quantitative Easing (algo que hizo EEUU, Japón, la Unión Europea y ¡oh sorpresa! Colombia) con un préstamo directo que no ha hecho nadie en la magnitud proporcional que sugiere. Lamento tener que traer el tema a la mesa, pero el país más cercano que ha hecho eso es Venezuela

4. El cuarto argumento de Daniel es problema de comprensión lectora. Según algunos apuntes de Keynes y algunos keynesianos, hay un buen argumento a favor de tomar acciones estatales para la caída de la demanda agregada. Daniel dice que yo lo dejo en un segundo plano. La realidad es que no, es muy importante, pero eso es algo que ya se ha atendido por el Gobierno y el Banco de la República como mencionamos anteriormente.

Daniel en ese mismo argumento señala “como bien lo acepta Martín, se resuelve aumentando la oferta monetaria.” Solo para reiterar, la masa monetaria ya se aumentó con los mecanismos más obvios. Si un líder cree que se puede ser el primer país exitoso del mundo en imprimir dinero para préstamos directos teniendo una moneda débil, se necesita probar el argumento con algo más que entrevistas radiales con ánimos politiqueros.

5. Este último argumento es bastante exótico. Daniel dice, con algunos argumentos que me recuerdan la Teoría Moderna Monetaria (MMT) – mal aplicados, por cierto – que no hay hiperinflación con desempleo y baja producción. No vale la pena dedicarle mucho espacio a esto: es absurdo. Cualquier persona puede ver la grave situación de desempleo en las economías que tienen hiperinflación. La falta de empleo no fue ningún muro de contención contra la inflación, la realidad choca con ese postulado.

En síntesis, Daniel tiene una confusión tanto en lo que es mi tésis como en la definición de sus teorías: mezcla en una misma entrada postulados de la economía clásica (punto 1), keynesiana (punto 3) y Teoría Modena Monetaria – MMT (punto 5). Los argumentos no se sostienen por sí solos y sus contradicciones empeoran cuando se juntan.

He encontrado varias críticas legítimas al modelo que presento en forma de parábola en la columna (supuestos, énfasis en demanda agregada, cantidad de empleo), pero estás no estaban presentes en la columna del militante de la Colombia Humana. Esta entrada probablemente no va a convencer a Daniel y a la Colombia Humana, eso está bien. A mí me basta con que reconozca que le adjudicó cosas a fuentes que no han dicho (y que, de hecho, señalan lo contrario) y con que la próxima vez la crítica sea más respetuosa.

Cuando se propone imprimir billetes en decenas de billones, uno espera un nivel de debate un poco más alto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s