Economía y pandemias, para mi prima

#ECONOMÍAPARAMIPRIMA

Originalmente publicado en El Espectador el 04 de Abril de 2020

Para muchas personas, una crisis en salud de este tamaño debería ser motivo para dejar de hablar de las ciencias económicas, pero mi prima y yo creemos que es todo lo contrario. Desde los principios de esta ciencia sabemos que, más que una ciencia exacta con formalismos matemáticos, la economía es acerca de las personas y de su bienestar.

Tal vez sea porque la gente confunde economía con dinero, y creen que ahora debemos escoger entre dinero y salud, pero el pensamiento económico nos dice algo muy diferente.

Si de verdad nos importa el bienestar de toda la población, debemos escuchar a los expertos en salud para entender los efectos que tiene esta pandemia: ya sabemos que, si no hacemos nada, contaremos los muertos por millones. Nada gana uno trabajando un par de días de más “sosteniendo la economía” hoy, si eso significa dejar de trabajar semanas o meses en el futuro por estar enfermo o por cuidar a familiares enfermos, que es más o menos la mala decisión que tomó Estados Unidos.

También, si verdaderamente nos importa la gente, debemos escuchar a los expertos en macroeconomía para saber los efectos que tienen las medidas que se proponen para saber qué tanto daño hacemos. No hay mérito en salvar vidas del coronavirus si las vamos a perder más con una economía desplomada. No podemos pensar en la “salud” por sí sola; si tiramos por la borda la economía, no solo tendremos muy mala salud —por física hambre en las personas que viven del día a día—, sino que también estaremos tirando por la borda cualquier posibilidad de financiar nuestros médicos y hospitales.

La mejor solución, le dije a mi prima Isabel, pasa por un análisis desapasionado de las posibilidades que tenemos y de propuestas sensatas que hay en la mesa.

“¿Entonces? —me preguntó mi prima—. No podemos simplemente ignorar esta pandemia y salir a hacer negocios como si nada, ¿cierto?”.

“¡Por supuesto que no! —le dije—. Si todos salimos sin restricciones, no solamente colapsaremos el sistema de salud, sino también la economía”.

“Pero, entonces, ¿lo recomendable es el aislamiento social absoluto? ¿todos en casa indefinidamente?”.

“Tampoco, prima. Si colapsamos la economía, en poco tiempo también nos quedaremos sin salud”.

Si uno estudia la economía en tiempos de pandemias (y ve la investigación de Sergio Correia y S. Luck), como por ejemplo la gripe española de 1918, se encuentra con que las ciudades que más rápido se distanciaron – y más protegieron la salud – fueron las que mejor economía tuvieron después de la pandemia. Debemos aislarnos en cierta medida y aislarnos bien.

Pero también sabemos que las empresas no pueden durar mucho pagando salarios si no venden sus productos, y que les tocará despedir gente o quebrarse si no tomamos medidas sensatas pronto. También tenemos certeza de que en poco tiempo el gobierno tendrá menores recursos para proteger a los más vulnerables y que —con mayor desempleo y menos ayuda— cada vez serán más personas las que los necesitan. Debemos activar la economía y activarla bien.

El buen pensamiento económico siempre ha sido acerca de eso, de una forma de pensar ordenadamente sobre el bienestar de las personas en un mundo con recursos escasos. En este momento el gobierno está operando al máximo de sus capacidades, igual que los médicos y las empresas, pero ese impulso se acabará eventualmente si no hay un motor productivo detrás que lo respalde.

Tenemos que empezar a debatir qué sectores pueden retomar labores con el menor riesgo y cómo podemos mitigarlo, es decir: cómo podemos tomar medidas para proteger económicamente a los más vulnerables, pero también cómo reactivamos la economía para poder financiarlo.

Cualquier pensamiento honesto por el bienestar de las personas pasa por pensar en salud y en la economía, así algunos demagogos vivan de decir lo contrario.

@tinojaramillo

martin.jaramillo@email.shc.edu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s